EL SUEÑO SALUDABLE Y CÓMO PREVENIR LA DIABETES DE TIPO 2

Quiero dedicar un poco de tiempo a hablar sobre los beneficios maravillosos que tiene el sueño saludable para todos nosotros, no solamente para nuestros Angelitos.

 

El sueño está ligado a prácticamente todos los procesos que pasa nuestro cuerpo. Dormir de manera óptima, optimiza esos procesos, y dormir mal pues… por decir lo menos, les resta efectividad y propósito.

 

De acuerdo al libro “Why We Sleep: Unlocking the Power of Sleep and Dreams”, dormir poco y mal aumenta significativamente las posibilidades de cualquiera de desarrollar diabetes de tipo 2. Te explico por qué:

 

Cuando dormimos poco disminuyen los niveles de Leptina, una hormona que nos indica que ya estamos “llenos” y se elevan los niveles de Grelina, hormona encargada de hacernos sentir hambrientos. Es decir por dos lados distintos nuestro cuerpo, aún si ya comió, siente que aún debe comer más. No solamente esto: Al dormir poco nuestro cortex pre-frontal también se ve afectado y por tanto nuestra toma de decisiones y control de impulsos. Es decir somos más propensos a tomar decisiones guiados por “emociones” que por lógica y se debilita el pensamiento racional que acompaña nuestra toma de decisiones. Esto significa que somos más propensos a comer comidas poco saludables o que normalmente no comeríamos si estamos cuidando nuestra alimentación, como por ejemplo y particularmente más azúcar.

 

Ahora, hablemos de la diabetes y cómo afecta nuestra salud. Todos necesitamos energía para vivir y muchos alimentos que ingerimos se transforman en azúcar. Si existe demasiado azúcar en nuestra sangre (glucosa) esto nos trae serios problemas de salud en el futuro, daño a nuestros órganos, pérdida de vista, amputaciones y finalmente daños irreversibles a nuestros riñones así como hipertensión y enfermedades al corazón y cómo no, el exceso de glucosa en nuestra sangre nos lleva a sufrir de diabetes tipo 2. Es decir, ¡no estamos hablando de cualquier cosa!

 

El sueño influye directamente en la manera en la que nuestras células absorben la glucosa excesiva en la sangre. Te cuento. Resulta que luego de comer nuestro cuerpo transforma los azúcares en glucosa y el exceso de esta debe ser reabsorbido por nuestras células ya que no debe quedarse en nuestro flujo sanguíneo pues es muy peligroso. La insulina es una hormona que le avisa a nuestras células que abran pequeños canales en donde esta glucosa pueda ingresar y absorberse, un poco como los canales de drenaje de lluvias en las calles. Si nuestras células dejaran de responder al llamado de la insulina, estos canales estarían, metafóricamente, bloqueados y nuestro cuerpo quedaría hyperglicémico, es decir con exceso de azúcar en la sangre, y este es el primer paso antes de considerarse pre-diabético y luego diabético tipo 2.

 

Resulta que se han realizado estudios en adultos que gozan de buena salud y sin problemas de hiperglicemia o diabetes. A estos adultos se les restringió el sueño y durante 6 noches no se les pemitió dormir más de 4 horas cada noche. Al final de la prueba el 40% de los participantes mostraba una disminución en la efectividad de sus células de absorber glucosa de manera exitosa. Otro estudio demostró que lo que sucede efectivamente es que las células de los individuos con falta de sueño se vuelven poco receptivas a la insulina, con lo cual no abren sus canales para absorber la glucosa en exceso de la sangre, resultando en un estado hiperglicémico del cuerpo que como ya comenté más arriba, es el primer paso hacia la diabetes si no se controla.

 

El Dr. Matthew Walker, nos dice en su libro que el tratamiento promedio para una persona con diabetes  asciende aproximadamente a US$85 000 pero no sólo esto sino que acorta la expectativa de vida de una persona en 10 años! Hoy se reconoce a la falta de sueño crónica como una de las principales causas de la diabetes tipo 2 en todos los países del primer mundo.

 

Piénsalo mi querida Angelita: Dormir es rico, dormir es bueno, dormir es GRATIS! Es la mejor prevención para todo tipo de condiciones y enfermedades y sin embargo no le damos el lugar ni la importancia que se merece. Ahora que estás mejor informado, toma tu salud en tus manos y empieza por descansar como tu cuerpo lo pide y merece!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Ir arriba